El término locación, en latín locatio, significa colocar, y llevar consigo. Un contrato de locación es  igual a un contrato de arrendamiento.

No se diferencian en prácticamente nada, son dos formas de nombrar un mismo contrato. El matiz lo encontramos al compararlo con un contrato de alquiler, ya que en el contrato de locación se pueden arrendar:

La locación de cosas (locatio conductio rei)

La locación de servicios (locatio conductio operarum)

La locación de obra (locatio conductio operis)

Pero por lo general un contrato de arrendamiento y un contrato de locación son lo mismo, así que nadie se asuste si oye hablar del término.



Comentarios

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Tu web

Comparte tu opinion

  • Seguro de Alquiler