Los alquileres de pisos destinados a la vivienda habitual están regulados por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Siempre que se hayan celebrado con posterioridad al 9 de mayo de 1985, se regirán por la ley de 1994. Los anteriores a esta fecha son regulados por la de 1964.

En ella están regulados todos los aspectos relativos al arrendamiento de la vivienda tales como la fianza, la duración del contrato, las obligaciones tanto del inquilino como del propietario, las actualizaciones de la renta y la fianza, etc.

Es muy importante, a la hora de alquilar una vivienda, que conozcamos las líneas generales de la LAU; dominar su contenido nos puede ahorrar muchos problemas posteriores.



Comentarios

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Tu web

Comparte tu opinion

  • Seguro de Alquiler